La importancia de un buen calzado de montaña

La importancia de un buen calzado de montaña

Mucha gente suele descuidar la parte más importante de su cuerpo en los deportes de montaña: los pies. Os vamos a dar unos consejos muy generales para acertar al elegir un calzado de montaña que se adapte a tu actividad y al tipo de terreno por el que vas a transitar.

Según el tipo de actividad, deberemos elegir entre zapatillas de Trail, zapatillas de senderismo, zapatilla de aproximación, botas senderismo, botas montaña o botas de alta montaña, vamos a ver como no equivocarnos en nuestra elección.

Si lo que queremos es correr por senderos más o menos técnicos y participar en alguna carrera de montaña, deberemos elegir una zapatilla de trail running, zapatilla muy ligera, resistente, muy transpirable y con una suela con gran agarre. Estas zapatillas están pensadas y diseñadas para correr, y no deberían usarse para cualquier otro propósito.

Para caminar por senderos, recorrer largas travesías, tipo el Camino de Santiago o subir alguna cima de baja o media montaña la elección más correcta serían las zapatillas de senderismo o montaña. Zapatillas normalmente fabricadas en piel o materiales sintéticos, con membranas impermeables o transpirables (Gore-Tex) y una suela antideslizante tipo Vibram. Estas zapatillas de montaña suelen ser más robustas que las zapatillas de Trail, lo cual nos va a permitir poder utilizarlas durante más tiempo.

Si nos gusta movernos con rapidez por la media o alta montaña estival, las zapatillas de aproximación serán tu mejor aliado, ligeras, muy resistentes, con refuerzos de goma en la puntera y una zona delantera dotada de mayor agarre para poder trepar con la máxima seguridad. Casi todas suelen llevar la membrana impermeable y transpirable Gore-Tex. Las suelas de estas zapatillas de aproximación suelen ser un poco más rígidas que las de las zapatillas de senderismo, y con mucho mas agarre en cualquier tipo de terreno.

Las botas de senderismo son perfectas para realizar actividades de media y alta montaña estival, cómodas, resistentes, ligeras, fabricadas en piel o materiales sintéticos tipo Cordura. Este tipo de bota suele tener la caña baja muy blanda y flexible. La suela debe ser antideslizante, tipo Vibram o similares, con inserciones de gomas duras y blandas, que aportan tracción y durabilidad. Hoy en día la mayoría incorpora la membrana impermeable y transpirable Gore-Tex.

Las botas de Montaña, normalmente fabricadas en piel de diferentes grosores, aportan una sujección del pie en terrenos técnicos, mayor que la de las botas de senderismo, por lo cual están diseñadas para progresar por terrenos de media o alta montaña, las suelas suelen ser semirigidas para aportar mayor estabilidad y suelen tener unos rebordes para la colocación de los crampones en la parte anterior, para crampones semiautomáticos o anterior y posterior para la colocación de crampones automaticos.

Las botas de alta montaña como bien dice su nombre están diseñadas para un uso en altitud. Con la caña mucho más alta y un mayor grosor de la piel son botas muy toscas con las que nos seria muy difícil caminar por terrenos llanos, sin embargo por terrenos de gran altitud, con nieve, hielo, se desenvuelven perfectamente, este es su terreno. La suela rigida con taqueado prominente, el aislante térmico, el grosor de la piel o la membrana impermeable y transpirable son factores a tener en cuenta a la hora de elegir tus botas de alta montaña. También influye mucho a la altitud en la que vayas a moverte, no se utilizan las mismas botas para subir al Mont Blanc que para hacer un 8000 en el Himalaya.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código

Categorías

¡Lo más vendido!

Información

Fabricantes

Novedades

Nuestras tiendas

Promociones especiales

Proveedores

No hay proveedores